web analytics

¿Te mudas estando embarazada?: consejos para llevarlo bien

En Mudanzas Godoy sabemos que una mudanza es siempre es sinónimo de estrés, incluso por mucho que haya sido planificada, organizada hasta el más mínimo detalle.  ¡Imagínate estando embarazada y te toca cambiar tu residencia!, seguramente te preocupará la forma sobre cómo afrontar todas las tareas que tienes por delante. Además es más que posible que te sientas agotada, débil y sin energía de tan solo pensarlo. Por ello, nuestros profesionales en Mudanzas Godoy hemos querida darte unas claves  que el proceso de la mudanza sea lo más pasadero y liviano posible.

consejos mudanza embarazada

Tómate tu tiempo

¿Por qué tomártelo tan a pecho? Es cierto que mudarse siempre conlleva mucho trabajo, y  estando embarazada es más que conveniente calcular y organizar bien el tiempo del que se dispone. Intenta planificarte en medida de lo posible con toda la antelación que te permita tu rutina. Por ejemplo, en lugar de comenzar a empaquetar previamente dos semanas antes, comienza a hacerlo por ejemplo cuando te falte un mes. De este modo, evitarás esas prisas de última hora típicas cuando ya ves las orejas al lobo y la fecha finalmente se aproxima.  Aun así, es bastante importante y recomendable, que aún cuando más liada estés, tomate tus ratos para descansar, dormir una siesta, comer, no se te ocurra saltarte las comidas.

Esta misma filosofía que debes aplicar durante tu mudanza debes mantenerla cuando ya estés en el nuevo hogar. Respira, guardar tus pertenencias pueden esperar no hace falta que sea de inmediato. Cada cosa en su lugar y en tiempo.

Acepta recibir ayuda

¿Por qué no dejarte ayudar? En Mudanzas Godoy sabemos lo sensible que es empaquetar y manipular los objetos personales de otras personas y que hay gente que le gusta organizar todo lo suyo pero… esta es una situación especial. Por eso, es importante que recurras a todas las de manos extra posibles, ya sea para empaquetar o para ocuparse de reparaciones que haya que hacerle al nuevo apartamento o bien para ir organizando todo cuanto  se precise una vez os instaléis.

Tareas que debes  evitar a toda costa

¿Sabes que desde ya debes evitar coger peso? No hay excusas, como peso se incluye; cajas, canastos, y por supuesto muebles. Por más que te sientas y veas que estás fuerte y  que no es para tanto, que no es demasiado pesado y que tú puedes sola,  por favor no te arriesgues, puede costarte muy caro para tu salud y para la del bebé. Tampoco, en este orden de cosas a evitar no deberías ocuparte de tareas que impliquen estar cerca de contenido un tanto toxico como por ejemplo punturas y sus enseres, o productos de limpieza, ya que los gases tóxicos le llegan también a tu bebé.

Se positiva y mantén un pensamiento acorde

¿Los motivos de tu mudanza te lo impiden? En Mudanzas Godoy te aconsejamos que sea el motivo que sea el que te ha llevado a cambiar de residencia, lo cierto es que es un hecho y debes mudarte. Esa es tu realidad ahora y tu futuro. ¿Para qué quebrarse la cabeza con algo que no tiene más vuelta de hoja? Si gastas energía quejándote todo será aún más duro de lo que ya es. Procura pensar en todo lo bueno que podrá traerte  tu nuevo hogar y de vivir esta experiencia como una oportunidad.

¿Embarazadas? Sigues estos consejos durante tu mudanza

Si esta en esa dulce espera y tienes pensado a corto plazo mudarte de casa, en  este post que te ofrecemos desde Mudanzas Godoy te damos algunos consejos y trucos para que tanto el bebé como tú no paséis ni un mal rato y  este proceso sea lo más llevadero posible.

Las razones que llevan a tomar la decisión de cambiarse de hogar son totalmente inclasificables: porque la casa se queda pequeña o viceversa, grande, por motivos laborales, por una mayor tranquilidad o simplemente porque queremos cambiar de vida o no nos queda otra. Sea como sea, ahí van estos pequeños trucos.

consejos mudanza embarazada

Primordial la paciencia. Si normalmente una mudanza es sinónimo de trabajo duro, estando embarazada debes tomártelo aún con calma y no agobiarte. Mejor pasito a pasito que llevarnos un susto.

Comodidad. Vístete lo más cómoda que puedas y recógete el pelo, así te sentirás más libre y con menos molestias.

Tanto el bebé como tú sois lo más importante. El creer que “no pasa nada” llegando a forzar situaciones que pueden ser peligrosas o hacernos daño. La mudanza son objetos que tarde o temprano pueden moverse, date tiempo, pide ayuda en tal caso y cuidado con grandes volúmenes.

Pide ayuda. Igual para embalar, ordenar y demás no necesitas ayuda. Es evidente que estar embarazada no te impide realizar tareas, pero hay otras que no son convenientes, por ello, como citábamos antes pídeselo a alguien de confianza. Y si no contrata a empresas especializadas.

Descansa. En los preparativos, como en el día de la mudanza o post mudanza. Si sientes un poco de fatiga, párate y respira. No te obsesiones y tómate tu tiempo para volver a la actividad.

Bebe agua y come a menudo. Cualquier momento es bueno para descansar, hidratarte y comer algo.

Ten bien controlado el bolso del hospital con todo lo necesario. No lo pierdas de vista y lo metas en una caja al inicio de la mudanza y quede de este modo en el olvido o pérdida entre pilas de cajas. Mantenla siempre localizada y sobretodo accesible, más que nada por lo que pueda pasar. Todos sabemos el caos que conlleva esto y si el bebé quiere hacer una aparición especial, ¡es algo que no puede esperar!

Ponte al mando de la situación. Tanto si has confiado en empresas especializadas como si son tus familiares y amigos los que te están echando una mano. Organiza dónde va cada cosa, pon énfasis en aquellos paquetes que requieran más cuidado. No te olvides de etiquetar las cajas que estén ya completas y precintarlas, etc.

Si estás sola, no subas grandes pesos en doble altura. Aunque creas que no es una altura elevada hay que tener especial atención a estas circunstancias. Cualquier pequeño mareo o imprevisto puede suponer un susto.

Piensa en positivo siempre. Mantén una idea fija: todo estará en perfectas condiciones para cuando el pequeñín/a llegue y si no, no te preocupes no pasa nada”, lo más importante es que el niño llegue.

Desde Mudanzas Godoy queremos desearte mucha suerte para estos dos proyectos y lo más importante, que el bebé y tú os sentáis completamente como en casa cuando lleguéis a vuestro nuevo hogar.

Más información

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button